lunes, 17 de septiembre de 2018

Sonreír aumenta tu bienestar


Sonreír es aumentar tu bienestar; tomarse la vida menos en serio modifica nuestras neuronas y química sanguínea, convirtiéndose en un eficaz recurso para fortalecer el corazón y protegernos de algunas enfermedades.

Es imprescindible que sepas lo importante que es sonreír, lo sencillo que es y por cierto, no cuesta nada.

La risa y el sentido del humor pueden  cambiar la perspectiva con la que vez las cosas, puede ayudar a mejorar tu situación, recuerda que todo está en ti, en tu mente.

Sonreír estimula el cerebro, fortalece el cuerpo y aumenta tu calidad de vida. No solo te preocupes por lo físico y lo material, encuéntrale el sentido a la vida, ríete de los problemas, porque todo tiene solución.

No vivas con amargura, según los especialistas si acumulas problemas del pasado, y no intentas sacarlos de tu vida, nunca podrás ser feliz, pues ese rencor no te permitirá disfrutar los buenos momentos a plenitud.

El humor es muy complejo e innato en el ser humano y significa alegría y felicidad universalmente. El humor activa partes del cerebro relacionadas con la resistencia y el bienestar.

Recomendaciones para aumentar tu bienestar a través de la risa

Reírse, al menos 15 minutos al día

Cuando los sentimientos negativos perduran mucho tiempo, producen agotamiento y perjudican al organismo.

Ser más tolerantes

El humor y la felicidad son genuinamente humanos y se asocian a llevarse bien con uno mismo y con el entorno. Tomate unos segundos para definir que es la felicidad, luego se feliz con tu definición, y no con la de la otra persona, porque esa no te va a funcionar.

Prográmate para ser feliz

Como te sientas depende de ti. La reprogramación del cerebro se puede utilizar tanto para alcanzar grandes metas, como para cambiar tu estado de ánimo, hazlo posible pensando de forma positiva, agradeciendo por cada día de vida, disfruta plenamente de la compañía de otras personas y ubícate en conversaciones productivas y llenas de humor.

Toma un día para ti

Relaja el cuerpo. Ríe sola si es posible, acuérdate de buenas anécdotas, Ríete de alguna vergüenza que hayas pasado, todos alguna vez hemos tenido ese momento en el que pensamos:¡ trágame tierra!.Solo se feliz, sonríe cada día, aunque sientas que no tienes motivos, tu bienestar depende de ti.

Hablar en positivo, atraer siempre lo bueno

deja de quejarte y empieza a proclamar solo cosas positivas. No hay razón para que no merezcas ser feliz. Sin importar lo que suceda, solo sonríe, te sentirás mejor contigo misma e irradiaras energías positivas.